martes, 24 de enero de 2012

EPISIOTOMÍA


Episelle o un negocio redondo

Por Susana F.
La cultura de la intervención en el parto se une a la del marketing para, unidas, fomentar la episiotomía y vendernos la crema que nos ayude a curarla. Así, desde las páginas de embarazo en las que se publicita Episelle se presenta con toda naturalidad como la solución a las molestias de la episiotomía.
A ver. Comencemos desde el principio: la episiotomía no debería ser una práctica habitual. La decisión de cortar con unas tijeras-bisturí el periné de una mujer en el momento del parto va mucho más allá de lo que deberíamos considerar como la consecuencia normal de un parto vaginal.
Es un corte limpio, dicen, para evitar un desgarro que siempre es peor, explican, condescendientes. Lo que está claro es que en los hospitales españoles se sigue practicando con demasiada frecuencia.
Se supone que se realiza para evitar lesiones, pero lo cierto es que aplicadas por simple rutina y no por una real necesidad, las causan. Porque el periné femenino está preparado para estirarse y permitir el paso del bebé. Porque si se hacen las cosas bien no tiene por qué haber desgarros en la inmensa mayoría de los casos. Porque si realmente hay un pequeño desgarro, el cuerpo es tan sabio, que el tejido del periné se recupera solo, sin cremas, sin masajes, sin intervención alguna.
Pero sobre todos estos argumentos, el más importante: generalizar estas prácticas daña a las mujeres. Lesiona su parte más íntima. Puede provocar infecciones, dolor y en muchas ocasiones perjudica seriamente las relaciones sexuales posteriores.
Eso sí, resulta más cómodo abrir y extraer al niño que esperar a que el cuerpo de la mujer y la naturaleza hagan su trabajo normal respetando los ritmos.
No permitamos que se normalice el abuso. No dejemos que después de un parto vaginal se hable de la episiotomía como algo inherente al proceso. ¿Qué tal el parto? ¿Y los puntos? Resulta que hay mujeres, tras haber sido adiestradas anteriormente en diversos cursos de preparación al parto en “como curar los puntos”, ya dan por hecho que saldrán del hospital con una cicatriz.
Y así algo como esto puede ser comercializado. Para venderlo nos lo ponen como un producto necesario para toda mamá recién parida: claro, para los puntos. Como lo más normal del mundo.
Mujeres, no os dejéis engañar, no os dejéis cortar.
Para más información sobre esta intervención, puedes consultarwww.episiotomia.info
Para leer más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece decir algo, hazlo. Tras ser revisado, tu comentario será publicado. O no...
Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario.