lunes, 6 de febrero de 2012

Noticias manipuladas: parir en casa


APROVECHEN, SEÑORES GINESAURIOS, APROVECHEN
Publicado por María Berrozpe

Aprovechen, señores ginesaurios, aprovechen, que pocas veces se les pone tan en bandeja una oportunidad así para recordarnos a las mujeres lo imperfecto e impuro de nuestra naturaleza femenina. Naturaleza que nos obliga a depender de nuestro majestuoso y perfecto compañero-padre masculino para poder realizar las más fundamentales tareas de nuestra vida cotidiana, entre las que se encuentra el buen parir.

Aprovechen, señores, aprovechen para hacernos creer que:
"A part que les dones ja no tenen la condició física necessària per aquesta mena de parts, s'ha investigat molt per evitar les complicacions tant per les mares com pels fills. Els parts a casa són una moda que implica córrer molts riscos per la salut".
Traduzco:
"A parte de que las mujeres ya no tienen la condición física necesaria para este tipo de partos, se ha investigado mucho para evitar las complicaciones tanto para las madres como para los hijos. Los partos en casa son una moda que implica correr riesgos para la salud"
Santiago Dexeus. Barcelona (3.2.2012)

Aprovechen la muerte de Caroline Lovell, activista por el parto en casa australiana y que ha tenido la mala suerte de morir precisamente por complicaciones en el parto (en casa) de su segunda hija. No hay ninguna garantía de que Caroline hubiera sobrevivido estando en el hospital, de la misma manera que no hay ninguna estadística que demuestre que mueren más mujeres en los partos domiciliarios cuando su parto transcurre en el primer mundo y atendido por personal debidamente cualificado.

Pero vamos, ustedes aprovechen para meternos miedo en el cuerpo y hacernos creer que no podemos parir. No vaya a ser que se resienta sus carteras por esta moda. No se corten si para salvar sus carreras tienen que aprovecharse de un hecho puntual, ocurrido en la otra punta del planeta, sobre el que todavía no tenemos los datos necesarios para juzgar razonablemente lo que pasó, a la vez que ignoran otras noticias como esta misma: La muerte de Carmela Rosón, de 29 años, en Noviembre del 2011, debido a complicaciones tras su parto HOSPITALARIO. Y eso, señores ginesaurios, que esta muerte ocurrió aquí mismito, en Zamora. Y fijensé, sobre esto no dijeron nada. Curioso.
Como curioso es que tampoco se hablara de otra muerte acontecida tras una cesarea de trillizos en Jaen, en Mayo del año pasado.

Pero no me extraña que ignoren estas noticias cuando tienen la desfachatez de ignorar las estadísticas publicadas en las revistas especializadas. Incluso las de aquellos artículos con titulares tan "en nuestra contra" como el estudio de Wax et al   donde, a pesar de considerar que demuestran que la muerte neonatal es el doble en casa que en el hospital, respecto a la salud de la madre no consigue más que demostrar que:
"Planned home births were associated with fewer maternal interventions including epidural analgesia, electronic fetal heart rate monitoring, episiotomy, and operative delivery. These women were less likely to experience lacerations, hemorrhage, and infections."
Traduzco:
"Los nacimientos en casa estuvieron asociados con menos intervenciones a la madre, como anestesia epidural, monitorización de la frecuencia cardiaca fetal, episotomía y expulsivo intervenido. Estas mujeres tuvieron menos probabilidad de experimentar laceraciones, hemorragias e infecciones"

Ustedes ignoren todo esto y mucho más y además síganles el juego a toda esta tele y prensa basura en busca de carnaza fácil para la masa idiotizada y con ganas de creerse todo lo que les digan, venga de donde venga.
Así sea, señores ginesaurus, que no cambie nada. Sigan sintiéndose muy orgullosos por sus intervenciones exageradas y masificadas, por todas las mujeres que sufren cesáreas innecesarias y por todas las que sufren de estress post-traumático tras caer en sus manos. Sigan cerrando los ojos ante el sentimiento de violación, abandono, humillación, tristeza e indefensión de un número más que significativo de sus parturientas.

Sigan llamándonos moda y no se paren a pensar en el verdadero origen de este movimiento, esta concienciación, este número cada vez mayor de mujeres que nos creemos capaces de parir a nuestros hijos tal y como nos lo pide nuestro cuerpo, nuestra naturaleza.

Yo personalmente seguiré luchando, dentro de mis posibilidades, para poner mi pequeño granito de arena secundando a todas estas grandes mujeres que, como hizo hasta el final Caroline Lovell, luchan por la recuperación de nuestra dignidad y derechos a la hora de parir. Lucha en la que nos acompañan maravillosos y brillantes profesionales de la obstetricia y la pediatría.

Por nosotras pero, sobretodo, por nuestros hijos, seguiremos reclamando lo que nos corresponde y ustedes, señores ginesaurus, tienen los días contados. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece decir algo, hazlo. Tras ser revisado, tu comentario será publicado. O no...
Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario.