miércoles, 14 de agosto de 2013

Hasta la vuelta




Nos vamos de vacaciones, volveremos pronto...
con energías y fuerzas renovadas
para seguir preparando la 

Cuidado con la carretera, cuida tu vida...
que no falte nadie.
Quiero verte a mi regreso.

jueves, 8 de agosto de 2013

¿Que eres una Dou... qué?

Al terminar el curso de tai-chi hace unos días, charlando con las compañeras y compañeros,  me preguntaron en qué trabajaba. Dije que era Doula ¿Dou…qué?  Y les expliqué en qué consistía, qué era lo que hacía. Por supuesto no tenían ni idea.

Preguntaron lo de siempre, si las chicas a las que acompaño están solas, si no tienen madre, si no las acompaña su pareja, si no acuden al médico y a  la matrona… y les dije que todo era compatible, que una cosa no excluía a la otra, que lo mío abarcaba un amplio abanico desde la información desde varios puntos de vista y basándome en la evidencia, al apoyo emocional, al apoyo físico y logístico, incluyendo escucha, silencio y abrazos… y lo cierto es que iba notando que me apasionaba, poco a poco,  hablando del tema.

Una chica joven, con la que había intercambiado pocas palabras durante el curso, tras escucharme atentamente me comentó que qué trabajo tan bonito y qué servicio tan especial y necesario para las madres.  Y de pronto me  dijo “Yo soy matrona y estoy preparándome para la residencia, pero de todo eso que dices no me han hablado nunca, ni durante la carrera, ni tan siquiera en enfermería… y lo veo tan necesario.  Se nos prepara muy bien desde el punto de vista médico, físico y tecnológico, pero de emociones no se habla.  ¿Yo podría ser Doula además de matrona?
Le dije que sí, que había matronas maravillosas que también eran Doulas, que con ello habían completado ese vacío… 

Se quedó pensativa y dijo que lo añadía a su lista de cosas que hacer en su futuro

Sorprendente pero real.