lunes, 23 de septiembre de 2013

Doula y Amama


Cuando nació mi primer nieto, su padre que es del País Vaco, me dijo “Ahora eres amama”  y me explicó que, en euskera,  quería decir abuela .  No sé por qué razón, la palabra me sonó bonita, armoniosa.  Y la archivé en mi corazón.

Ahora que mi tiempo transcurre entre nietos, acompañamientos y formaciones, me identifico claramente con esa palabra. No creo que yo sea una excepción, pero desconozco cuántas mujeres hay que en el otoño de su vida decidan ser Doulas.  Lo he sentido desde hace mucho tiempo como vocación, pero hace algo más de tres años, decidí serlo también por formación.  Y se abrieron caminos de luz, de intercambio de experiencias, de dolor propio acumulado, de dolor ajeno compartido. Descubrimiento de maravillas respecto a la naturaleza humana, afianzamiento de sentimientos y choque de emociones.

La formación “oficial” como Doula fue un camino muy personal de crecimiento, una serie de planteamientos, de cuestiones, de inquietudes.  En los seminarios, vivenciales y compartidos, me encontré sola, cara a cara con mi sombra, con mi ego, con mis miedos… Y me enfrenté. Y los miré a la cara. Puse nombre a lo que ocultaba. Abracé y acepté todo lo que me llegaba.

Y comienzo un nuevo camino en el que coincido con seres de Luz que me acompañan y me contienen,  con personas que ofrecen lo que tienen, que se muestran como SON, con Amigas que simplemente ESTÁN  y me reconozco en ellas… 

Y es que ser Doula no es más que acompañar, contener, estar… callada si es necesario, activa si es lo que toca. Prudente, invisible a ratos, conteniendo, afianzando y reforzando a la madre, a la familia que nos ha elegido para compartir sus momentos. Poco más. Combinando el silencio con las palabras suaves y amorosas. Alternando un estar activo con la quietud y el descanso.


Y así me hallo. Con muchas ganas de compartir, he preparado una Formación de Doulas en Valencia.  Estoy convencida de que cambiando nuestro pensamiento respecto al parto, a la lactancia, a la crianza, a todo lo que implica la maternidad, comenzaremos a cambiar el mundo.  Y ya sabéis que no son palabras mías… Michel Odent fue quien lo dijo.



sábado, 21 de septiembre de 2013

Apoyo CONTINUO para las mujeres de parto




ANTECEDENTES
Históricamente, las mujeres han sido atendidas por otras mujeres en el trabajo de parto. Sin embargo, en la práctica hospitalaria mundial de las últimas décadas, el apoyo continuo durante el trabajo de parto se ha convertido en una excepción en vez de brindarse en forma habitual. La preocupación por la consecuente deshumanización de las experiencias de parto ha llevado a la intención de volver a implementar el apoyo continuo a cargo de mujeres para las mujeres durante el trabajo de parto.

OBJETIVOS:
Primario: evaluar los efectos del apoyo intraparto continuo y personalizado en las madres y sus recién nacidos comparándolo con la atención habitual. Secundarios: determinar si los efectos del apoyo continuo se ven influenciados por: (1) las prácticas y políticas de rutina del entorno de parto que pudieran afectar la autonomía, la libertad de movimiento y la capacidad para sobrellevar el trabajo de parto de una mujer; (2) el hecho de que la asistente sea parte del personal de la institución; y (3) el inicio temprano o tardío del apoyo continuo durante el trabajo de parto.

ESTRATEGIA DEL BUSQUEDA
Se realizó una búsqueda en el Registro de Estudios Clínicos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (febrero de 2007).

CRITERIOS DE SELECCION
Todos los estudios clínicos controlados aleatorizados, publicados y no publicados, que comparan el apoyo continuo durante el trabajo de parto con la atención habitual.

RECOLECCION Y ANALISIS DE DATOS
Se utilizaron los métodos estándar del Grupo de Embarazo y Parto de la Colaboración Cochrane. Todos los autores participaron en la evaluación de la calidad metodológica. Uno de los autores y un asistente de investigación extrajeron los datos de manera independiente. Se solicitó información adicional a los autores del estudio clínico. Para presentar los resultados se usó el riesgo relativo para datos categóricos y la diferencia de medias ponderada para datos continuos.

RESULTADOS PRINCIPALES
Dieciséis estudios clínicos que incluyeron 13,391 mujeres cumplieron con los criterios de inclusión y aportaron datos utilizables de los resultados. Comparación primaria: las mujeres que recibieron apoyo intraparto continuo tenían más probabilidades de que el parto fuera de una duración más corta, por vía vaginal y menos probabilidades de analgesia intraparto, o a mostrarse insatisfechas con su experiencia de parto. Análisis de subgrupos: En general, el apoyo intraparto continuo se asoció con mayores beneficios cuando la asistente no era integrante del personal del hospital, si acompañaba a la embarazada desde el inicio del trabajo de parto y en lugares donde no se usaba analgesia peridural de rutina.

CONCLUSIONES DE LOS AUTORES.
Todas las mujeres deberían tener APOYO CONTINUO durante el trabajo de parto y el parto.

Revisión Cochrane por Hodnett ED, Gates S, Hofmeyr GJ, Sakala C

Este documento debería citarse como: Hodnett ED, Gates S, Hofmeyr GJ, Sakala C. Apoyo continuo para las mujeres durante el parto. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2007, Número 4, artículo n.º: CD003766. DOI: 10.1002/14651858.CD003766.pub2.