domingo, 23 de marzo de 2014

¿Qué somos las doulas?





¿QUÉ SÓMOS LAS DOULAS?

Las doulas somos mujeres que acompañamos a otras mujeres durantehttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png su maternidad, a lo largo de todos o algunos de los siguientes procesos:

©       Antes de la concepción: Preconcepción, concepción y/o infertilidad.
©       Embarazo - Parto - Posparto (inmediato, extenso).
©       Adopción.
©       Pérdidas y duelo.

Este acompañamiento consiste en ofrecer apoyo y soporte emocional y en aportar información cuando es requerida, siempre de modo complementario al de el/la profesional que atienda a la mujer (preferentemente la matrona). No es en modo alguno un acompañamiento sanitario.

¿CÓMO ACOMPAÑAMOS?

Las doulas nos situamos siempre junto a la mujer, a su lado y de su lado, siendo conscientes de nuestras propias emociones, capacidades y limitaciones.

Acompañar es ser testigo de momentos únicos en la vida de una mujer y esto implica respetar sus decisiones y no emitir juicios sobre ellas. Acompañar no es dirigir, ni guiar, ni interferir, ni asesorar, ni buscar un final diferente para ningún proceso.

Acompañamos con honestidad y con humildad. Honestidad sobre la propia experiencia yformaciónhttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png. Honestidad sobre lo que se puede y no se puede conseguir, sobre lo que se puede o no se puede prometer y comprometer de una misma y de su tiempo. Humildad para no convertirse en protagonista y para no intervenir e interferir con las decisiones de la pareja nunca, incluso cuando pensemos que podríamos mejorar el desenlace de la situación que se plantee.

¿Con qué herramientas contamos para esto? Contamos con la escucha activa  y el profundo conocimiento de cada uno de los procesos que se acompañan, así como nuestra propia experiencia como mujeres y como acompañantes. Sólo conociéndolos en profundidad es posible no interferirlos, no intentar acortarlos o suavizarlos y acompañarlos con confianza. Sólo entendiendo y comprendiendo la naturaleza de cada proceso puede ser éste respetado.

Por esta razón es necesario que las doulas nos formemos sobre fisiología y anatomía de la mujer, sobre las emociones que la embargan y las características sociológicas que la rodean. En este sentido, más allá de la formaciónhttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png teórica, es necesario un continuo trabajo personal de manera que el acompañamiento no sea sólo “un trabajo”, sino también una actitud, una manera de comprender, respetar y estar al lado de las mujeres.

LA ESPIRITUALIDAD Y LAS DOULAS

Conocemos y reconocemos que cada persona, y por ello cada doula, tiene sus propias creencias, su propio camino espiritual (o no), su manera de entender la vida, los nacimientos, la maternidad y a las propias mujeres.

Creemos que el camino personalhttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png, espiritual, consciente (le llamemos como le llamemos) de cada una, nos enriquece y enriquece nuestro trabajo. Pero eso no lo convierte en absoluto en parte de nuestra labor ni de la formaciónhttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png de doulas".

Marzo de 2014

Grupo de trabajo sobre la profesión de la doula



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece decir algo, hazlo. Tras ser revisado, tu comentario será publicado. O no...
Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario.