domingo, 23 de marzo de 2014

Yo NO aconsejo


Yo no aconsejo. 

No. 
Yo acompaño. 
Una delgada línea divide un consejo paternalista 
de elegir en libertad. 
Mis consejos se basan en mis creencias.
Mis creencias no son siempre adecuadas parahttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png otra persona. 
En el acompañamiento no cabe el error, el juicio, ni la culpa. 
Ella decide según sus circunstancias, sus necesidades, su sentir. 
Ella decide. 
Yo no tengo expectativas.
Yo la acompaño. 


Yo no aconsejo. 
No.
Yo acompaño. 
Una fina frontera nos convierte en salvadoras o invisibles. 
Un paso más o menos y seré grande o simplemente útil. 
Un clic y habré pasado de protagonista a figurante. 
No es mi peli.
Es suya. 
Yo acompaño el guión que ella escribe 
sin cuestionar las comas o los actores secundarios. 
No dirijo. 
Ella grita “acción” cuándo y cómo necesita. 


Yo no aconsejo. 
No. 
Yo acompaño. 
No disfrazo de respeto mi opinión. 
No fijo un recorrido único y obligatorio parahttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png quien acompaño. 
Es su meta, no la mía. 
Ella decide, con toda la información (toda, toda, toda) 
qué camino andar.
Ella es libre de cambiar de dirección, de sentido, de destino, 
en cualquier momento. 
Ella es libre. 
Libre. 
Y yo la acompaño. 
No la aconsejo. 
No. 
Yo voy con ella al fin del mundo,
o a casa de su suegra. 



Texto de Laura Rodriguez Sayd publicado en Tierra Roja





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece decir algo, hazlo. Tras ser revisado, tu comentario será publicado. O no...
Si no usas ninguna cuenta, ELIGE la opción Nombre/URL, luego ESCRIBE tu nombre o nick y deja en blanco URL.
Dale a continuar, escribe tu comentario, pincha en PUBLICAR un comentario.